CAST
|
GAL

ACTUALIDAD

Volver

 

Chandebrito simboliza las reforestaciones de las zonas incendiadas


La zona cero de los incendios forestales del 2017 se convirtió ayer, Día Mundial del Árbol, en símbolo de recuperación de la catástrofe de aquel 15 de octubre. Voz Natura, el programa de La Voz de Galicia desarrollado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, organizó con el colegio Estudio, de Chandebrito (Nigrán), una plantación para simbolizar todas las reforestaciones que los centros que participan en la presente edición estén realizando o las tengan previstas.

Más de trescientos alumnos y profesores del colegio, situado a escasos metros del monte que ardió en llamas, plantaron otros tantos ejemplares de diecisiete especies autóctonas y frutales. Entre hoy y mañana esperan llegar a los 1.200.

Para facilitar las cosas a los más pequeños, la comunidad de montes tenía todo a punto: preparación del terreno, alcorques, guías, protecciones y herramientas. Los escolares no tuvieron más que remangarse y ponerse manos a la obra. Pepe, Saúl y Brócoli fueron algunos de los nombres elegidos por los niños para bautizar los árboles.

No es la primera vez que el centro dedica una jornada a este tipo de actividades y a otras de carácter medioambiental. De hecho, los proyectos del colegio Estudio se alzaron el pasado curso con el premio Voz Natura a nivel gallego, mientras que el anterior lograron el provincial. Ayer contaron con la ayuda del colegio Balaídos de Vigo y con anterioridad han pasado otros centros de Galicia.

Aunque la buena voluntad de la comunidad escolar y la de montes ha logrado que se planten 20.000 árboles en Chandebrito, esta cifra no es nada si se compara con el millón que se perdió en la tragedia forestal, según recuerda Víctor Vidal Otero, presidente de los comuneros.

El entusiasmo que ponen los profesores en la recuperación del medio ambiente es fundamental. «Desde que fueron los incendios ya hemos hecho tres plantaciones y otras actuaciones de limpieza. Hace un mes recogimos doce neumáticos y el año pasado encontramos una botella de lejía de 1980», comenta Juan Ojea, coordinador del proyecto.

De la mano del biólogo y docente del colegio Javier Gago, otros alumnos participan en la colocación de trampas provistas de feromonas para acabar con un nematodo de la madera de los pinos, que los debilita hasta acabar con ellos.

Al acto de ayer asistieron miembros de Voz Natura y el alcalde de Nigrán, Juan González.#FaiGaliciaVerde.