Beatriz López Otero


¿Nos cuentas una experiencia/proyecto/iniciativa que te influyó especialmente para innovar en tu forma de educar?

La verdad es que considero que hay muchas iniciativas que influyen en un docente a la hora de definir su forma de educar, pero diría que, en mi caso, antes de empezar en la educación curricular, me inicié desde actividades extracurriculares, que me acercaron a la docencia desde otra perspectiva.  

Tuve la suerte de participar en Aulas Tecnópole, que es una actividad extracurricular donde los alumnos se acercan a la ciencia y la tecnología, mediante la realización de proyectos de investigación que posteriormente presentan a ferias, entre ellas Galiciencia, Exporecerca, Open Science de Cambre, etc., en las que se pueden ver trabajos espectaculares y donde aprendemos muchísimo, tanto alumnos como profesores. El hecho de que los alumnos desarrollen proyectos que verdaderamente les interesan resulta muy motivador y enriquecedor. 

¿Nos cuentas una anécdota?

Anécdotas…¡muchas! En los diferentes viajes de las presentaciones a ferias, campamentos, de los que guardo muy buenos recuerdos, y como prueba de ello la inmensa cantidad de  selfies hechos por mí o “belfies”, selfies de bea, como bautizaron los niños de distintas generaciones, para los que siempre sacaban una sonrisa a cualquier hora y cualquier lugar, incluso a primera hora de la mañana, y que las familias agradecían enormemente. 

Aún pasados los años, siguen siendo una tradición cada vez que nos encontramos.

¿Una reflexión/cita/idea/persona inspiradora?

En mi caso la persona inspiradora es David Ballesteros (mi mentor, jeje), desde mi punto de vista el mejor divulgador que conozco. Con él empecé en el mundo de la educación y de la innovación, recorriendo varias ferias de ciencia con alumnos y alumnas, y aprendiendo muchísimo en cada actividad que elaboraba, cada charla, cada proyecto que tutorizaba. 

¿Una sugerencia a las personas educadoras para innovar en educación?

Creo que les diría que compartan su trabajo y que trabajen en equipo. ¡La innovación y la ilusión se contagian!. Compartir con los demás es importante para ver en dónde nos encontramos y hacia donde queremos ir, y complementarse. Es la manera de mantenernos actualizados, en contacto con la realidad, y también la forma de aprender de otros compañeros que lo están haciendo bien o que nos gusta lo que hacen.

Categories: Educadores Junior