CAST
|
GAL

ACTUALIDAD

Volver

 

La ciencia y la investigación inundan las aulas impulsadas por Voz Natura


Carlos Pérez lo puede decir más alto, pero no más claro: «En mi colegio, el Plurilingüe San José Josefinas de Ourense centramos todos los esfuerzos en formar y fomentar las vocaciones científicas». Por suerte, no es el único en Galicia que aplica la investigación y la ciencia a la protección y mejora del entorno.
No lo desanima el que la pandemia haya truncado «la ilusión del profesorado y alumnado por realizar trabajos de investigación en el laboratorio, porque han perdido este espacio al ser destinado temporalmente como aula». El profesor es de los que ve el vaso medio lleno y asegura que la situación refuerza su proyecto, y lo explica: «La importancia del papel de la comunidad científica está siendo fundamental en situaciones de crisis sanitarias y también medioambientales, que ya estamos padeciendo».

Carlos Pérez tiene una cierta y sana prisa vital, y asegura rotundo que «los científicos del mañana tienen que empezar a formarse hoy y la mejor forma es fomentar la curiosidad y llevar a cabo proyectos de ciencias con rigor». Y en ello están. Porque durante los últimos años certámenes científicos nacionales e internacionales han premiado el talento de las Josefinas de Ourense, «lo cual motiva a estas nuevas generaciones y avala la calidad de sus iniciativas», remata.

Desde luego, volcados en la ciencia y en su aplicación en el medio ambiente sí están en el compostelano IES do Sar. El número de proyectos es enorme, y la relación la hace con entusiasmo Leopoldo Bahíllo, un veterano profesor de Voz Natura, programa de La Voz de Galicia desarrollado por la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, y que cuenta con el patrocinio de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, la Diputación de A Coruña, la Fundación Alcoa, El Corte Inglés y la Fundación Ramón Areces.

Y resulta difícil elegir algunos de esos proyectos y destacarlo sobre los demás. ¿El estudio físico-químico del río Sar en las brañas qué forma? ¿El estudio del radón en las rocas ornamentales? ¿El análisis de las aguas de las cinco fuentes del barrio? Bahíllo asegura tres cosas de las siete decenas de alumnos que participan: «Funcionan bien, aprenden y disfrutan». Y ya están esperando al 10 de junio, cuando se producirá un eclipse que no pasará desapercibido para los jóvenes alumnos del Sar.

Otros clásicos son los alumnos del Seminario de Lugo. Clásicos, incombustible y siempre animados, por lo que se ve. Este curso construyeron una incubadora de huevos de gallina a la que, desde luego, le dan mucho uso. «Incubar ovos pode ser un divertido proxecto educativo que mestura moitas capacidades interdisciplinares: investigar, coidar, responsabilizarse, predicir acontecementos e valorar a vida, entre outros», reflexiona el profesor responsable, Miguel Leiva. Pero se encontraron con un inconveniente: el dinero. «Así que fixemos unha empregando materiais recuperados e en internet só mercamos os dispositivos electrónicos». ¿De dónde salió el resto de elementos: «Foron conseguidos de restos que había no taller de Tecnoloxía». O sea, a grandes males, grandes remedios. Sencillamente ejemplar.